SPENCER MACKENZIE – Cold November

Decimos siempre que queremos nuevos guitarristas de blues. Pero luego llegan monstruos como Spencer MacKenzie y los ignoramos. Quizás sea porque no estamos buscando guitarristas con buen gusto, con una gran técnica a la guitarra y que sientan lo que hacen, sino un intento de repetición de lo que ya conocemos. Y eso es un error, porque podrías perderte a un bluesman tan talentoso e interesante como Spencer MacKenzie.

Spencer MacKenzieEste joven canadiense es un fenómeno del blues. El 1 de junio de 2018, de la mano de Fontana North, publicó Cold November, su segundo trabajo. El primero, Infected By The Blues pasó por debajo de los radares europeos. Por suerte, Cold November ha sido detectado y ya se le hace caso. Los propios Maple Blues Awards ya lo han considerado Artista de blues del año. Lo hacen porque Spencer no necesita imitar a nadie, tiene su propia manera de hacer blues. Con 18 añitos.

¿Por dónde empezar un disco? Por el principio. Fine Place To Start, abre con un agradable lick de guitarra que te lleva a las puertas de una sección sencilla pero adorable de vientos. La voz de Spencer no es todavía una voz adulta o maltratada por la carretera, por eso podemos ver registros que no solemos ver. Pero es una voz elegante, casi propia de los vocalistas de los 80, que acompaña de vicio a una guitarra muy técnica, pero con el buen gusto para no llenarte la oreja de notas. Move On Down The Track es un tema muy interesante, que pasa de blues de carretera a subirse al tren en cuanto pasa por las vía, tras una parada. Tiene pequeños elementos del rock de Sun Records, llevados con mucha autenticidad. Ahora ya no os molestará tanto la voz joven de Spencer, palabra. Shut The Door (Baby Don’t Look Back) tiene la elegancia de los blues modernos de Robert Cray, pero sonando relajado a veces como el propio B.B.King. Es un tema tan relajado, que dejas de pensar en a quién estás escuchando. Por eso te va a sorprender, palabra.

Spencer MacKenzieCold November es un blues lento, homenaje a las víctimas de los atentados de Paris en Noviembre de 2015. Más allá de lo maduro de la letra, impresiona lo controlado que es Spencer MacKenzie, la capacidad de ser sutil y no volverse loco a la guitarra. Voices Echoing levanta el ánimo con un ritmo juguetón y un elenco de licks sobrios y precisos. Haunt Me mete las manos más en el blues, y nos habla el bueno de Spencer MacKenzie de su mala suerte con las mujeres, ahogando las penas en alcohol… ¡Espera Spencer!¡Que hasta los 21 no puedes! Sin lugar a dudas, aunque su carnet de conducir no diga lo mismo, este chaval es muy maduro. Your Mama’s Crying lo confirma, dejando espacio a los demás instrumentos, con una voz cargada de sentimiento y aprovechando este blues animado para dejar caer su guitarra. She Don’t Care es un tema mucho más de blues/jazz lento y agradable, de claquear los dedos. Elegante y profesional. Muy profesional.

El disco cierra con dos versiones. Una, que podríamos haber previsto. You Move Me, de Robert Cray. Demostrando que, si le da la gana, la guitarra puede ser la protagonista de los temas. La otra, Next Door Neighbour Blues, de Gary Clark Jr., con un Spencer que puede hacer crujir el amplificador y deslizar el slide como el que más.

Podrás cuestionar que si Spencer MacKenzie, con 18 años no sabe de lo que está hablando cuando canta según qué canciones. O que suena demasiado a éste o a aquél guitarrista, o que imposta la voz para sonar como quien te dé la gana. Pero para mí, todo eso queda muy atrás cuando se es capaz de tocar así, cantar como lo hace y transmitir, que, al final es lo que importa. La honestidad, y la capacidad que salen de este Cold November y se te clavan en las orejas. ¿Lo notas? Es El Blues Que Viene.

Te lo recomiendo si te gusta… Robert Cray.

Si sólo tienes 10 minutos:

– Shut The Door

– Cold November

– Your Mama’s Crying

El éxito:

Cold November

Escrito por J