ROBERT JON & THE WRECK – Robert Jon & The Wreck

Hay un tipo de blues/rock que es capaz de alegrarte, y llegar un poco más allá de tus auriculares. Robert Jon & The Wreck son capaces de eso, y de mucho más. El buen rollo, el blues y el rock sureño se dan la mano para hacer algo estupendo.

ROBERT JON & THE WRECKRobert Jon & The Wreck es el disco homónimo de esta banda Californiana. Con su tercer y más reciente disco, son capaces de hacerte sonreír, ponerte melancólico y de bailar. En sólo 8 temas. De verdad.

A Robert Jon le gusta la imagen de hombre del sur, con su colección (muy envidiada por mí mismo) de camisas vaqueras y su aspecto desaliñado. Obviamente, eso es sólo una imagen, porque nada tan trabajado y tan sincero podría ser descuidado.Así lo demuestra la calidad de su trabajo.

Old Friend es un tema de blues rock sureño sin ambages, sin medias tintas. El sonido, los teclados, los slides de Kristopher Butcher y Robert Jon armonizando, la voz desgañitándose, un coro a capella… no hay duda. Si huele y sabe como blues rock sureño, mi consejo es beberse hasta la última gota. Sobre todo si es Robert Jon hablando de una ex-novia a la que ha dejado atrás. Let It Go es una pincelada de soul, con un Steve Maggiora de primera división a los teclados. Además, la combinación con un ritmo más complejo de lo normal y un riff de guitarra muy elegante, demuestran que no tienen que ser una banda homenaje más a Lynyrd-Skynyrd. El humor llega de la mano de I Know It´s Wrong, hablando de una fiesta en la que al bueno de Robert Jon le tienta una jovencita con whisky y azúcar. Más allá de la letra, la percusión cambia al tema de arriba abajo, con un intermedio de batería y congas muy agradable y que da frescura al tema. También hay que destacar el vozarrón de Anesha Rose al timón de la banda en este momento de blues/rock californiano marcado por la frontera.

ROBERT JON & THE WRECKShine On es harina de otro costal. Si estabas buscando una balada de rock sureño, quédate aquí estos 6 minutos. Déjate llevar por la voz, la guitarra, el piano… y mécete rio abajo. La canción habla de dejar atrás los demonios que nos rodean, de sumergirnos en un agua purificadora y de brillar con la luz que nos corresponde. Es un tema capaz de agitarnos de arriba abajo. El corazón del disco.

Pero Robert Jon & The Wreck, aunque podrían dejarse caer después de este temazo, siguen subiendo el nivel con High Time. Un tema con un ritmo funkyoso y una voz de Anesha Rose, que de nuevo cubre las espaldas a Robert Jon y acompaña a la sección de vientos. Un tema dinámico y que sube las apuestas. ¿Se puede seguir creciendo en un disco de sólo ocho temas? La respuesta te la da el solo de saxo. Por supuesto que sí. I Got My Eyes On You está protagonizada por la inquietante voz de Robert Jon, persiguiendo a la chica a la que va destinada la canción. Este tema ya deja ver, con su sección de teclado y slide, la influencia de los primeros discos de Carlos Santana.

ROBERT JON & THE WRECKComo colofón, Witchcraft, brujería. Prometo que, si en breve me planteo hacer algún ritual, esta será mi banda sonora. Las influencias de Santana son patentes, y el tema se desliza a medio camino por momentos entre el latineo, cambios de ritmo, teclados que rellenan el tiempo y lo comban, solos de guitarra orgásmicos, pero, sobre todo, una percusión espectacular y una canción cambiante a lo largo de ocho mágicos minutos.

Forever Isn’t Long Enough cierra el disco con una preciosidad de canción de amor, pura como sólo puede ser alguien a la guitarra y un corazón que se abre. Un broche precioso.

Robert Jon & The Wreck son una de esas bandas que uno se pregunta cómo es que no las ha oído llegar hasta ahí arriba. Un buen día, te despiertas, y ahí están. Con todas las bandas que ahora mismo dan qué hablar. Hazte un favor y escúchales.

Te los remiendo si te gustan… Lynyrd Skynyrd y Santana.

Si sólo tienes 10 minutos:

  • Old Friend
  • Let it go
  • Wichcraft

El Hit:

Escrito por J