ROBBEN FORD – Purple House

¿De verdad que Robben Ford necesita presentación? Pues espero que los calcetines se os vuelvan del revés cuando escuchéis este tremendo trabajo que trae nuestro amigo. Uno de los mejores discos del año, sin lugar a dudas.

Robben FordEs una de las grandes estrellas de blues, jazz y rock contemporáneo. Un maestro de la guitarra, un virtuoso con groove. Nominado cinco veces a los Grammys, pero sin haber ganado ninguno como Rosalía. El pasado 9 de noviembre publicó Purple House, su último disco, lleno de increíble talento musical y de lick de guitarra fascinantes. Coproducido por él mismo y Casey Wasner, y con un gran énfasis por parte de Robben Ford en la composición de los temas. Además, le acompañan grandes músicos. Entre ellos, Shemekia Copeland a la voz. Pero hay más. Quizás es que tras treinta años de guitarreo en solitario, Robben Ford va, como los vinos, afinándose y encontrando su toque definitivo. Aunque, en el fondo, lo que creo es que se lo está pasando muy, muy bien.

El primer corte es Tangle With Ya, un groove Funky en el que Robben Ford abre camino con una guitarra molona y una voz potente y llena de rollo, para que le siga una banda tremenda. Este tema, como los demás del disco, se nota muy muy trabajado. Una melodía atractiva y una sección de vientos que hace que salte el tejado. Mención especial a Derrek Phillips al mando de los ritmos. El solo de guitarra y los licks sueltos están llenos de buen gusto y una especial alegría.

Purple House está lleno de temas atractivos y virtuosismo. What I Haven´t Done es uno de ellos, junto con un ritmo complejo y molón. El sonido sutil de los saxos acentúa la voz de Robben Ford, y llegando al sonido de la Stax de vez en cuando. Sus solos son poesía hecha guitarra, dulces, llenos de autenticidad y un tono elegante. De la banda tan cojonuda que tiene, es momento de mencionar a Ryan Madora al bajo. Como todos los discos de Robben Ford, hay cambios de dirección que te tuercen el cuello. Empty Handed puede parecer un tema apagado, con la guitarra acústica y los sonidos de fondo, recuerdan a Neil Young o a los momentos jazzeros de Joni Mitchell. Hay una cierta desolación en el tema y a la vez sonidos que parecen bajados del mundo de los sueños. Algo hermoso.

Robben FordBound For Glory nos trae de vuelta a sonidos más rockeros y de R&B, con un groove guay y alegre. No es una radiofórmula, pero podría sonar en la radio sin problema. Los licks de guitarra y el tono de la canción retrotrae a unos 80. De especial calidad el break de la canción que conduce a un solo de Robben Ford para estudiar. Break In The Chain llama la atención. Un tema rockero y a la vez sureño, abierto con la guitarra acústica de nuevo. Cuando crees que ya te has hecho a la idea del tema, ¡boom! Llega Shemekia Copeland agitando el árbol y el tema se electrifica de golpe.

Robben Ford nunca deja de sorprendernos con acordes y melodías hermosas. Wild Honey y Willing To Wait son así. Sus composiciones aúnan elementos y sabores de blues, jazz, R&B y rock. A veces etéreas, a veces más mundanas. Pero siempre se nota el trabajo enorme a la guitarra, pero sobre todo, para sincronizar a una banda con tanta calidad para que suene así. Y desde luego, cuando llegan los solos de guitarras, te quitan el aliento. Cotton Candy es la manera de la que entiende Robben Ford un tema sexy. Supongo. Con ligeros elementos que recuerdan a Prince, y con una sección de vientos brillante, hará que te animes bastante.

Cerrando el disco, Somebody’s Fool, uno de los temas más blues/rockeros del disco. Junto con Travis McCready a la voz, uno de los grandes vocalistas del momento. El tema cruje y vuelve a un bar de Chicago. La fuerza de la guitarra y la voz es palpable. Un tema perfecto para que Robben Ford dé rienda suelta a lo que se llevaba guardando todo el disco. Un solo de blues alucinante y lleno de color, magia y las notas adecuadas. Un solo de primer nivel.Robben Ford

Un disco que refleja muy bien a Robben Ford. Ecléctico, virtuoso, rodeado de gente tan brillante como él, una voz propia y elegante y un buen rollo continuo. Nada que no supiésemos, claro. Pero no hace que dejemos de disfrutarlo muchísimo, como un todo.

Te lo recomiendo si te gusta… Eric Johnson

Si sólo tienes diez minutos:

— Somebody’s Fool

— Bound For Glory

— Tangle With Ya

El hit:

Escrito por J