RIVAL SONS – Feral Roots

Los Rival Sons están de vuelta. Aunque a veces parece que no se han ido nunca. Cuando no están de gira por el mundo entero, están grabando, están haciendo versiones, entrevistas, o haciendo sus cosas por separado.

Rival SonsPero cuando los Rival Sons cumplen 10 años, tienen que hacer algo especial. Ese algo, es Feral Roots. Otra colaboración con Dave Cobb y su Low Country Sound studio situado en Nashville.

Para los que no les conozcáis, los Rival Sons nacieron en California, al encontrarse Scott Holiday, guitarrista, con Jay Buchanan, cantante. Al juntarse con el batería Michael Miley y Dave Beste (que no es su bajista original, sino Robin Everhart), formaron una de las mejores bandas de la última década. Obviamente, tocan rock. Demasiado moderno, dirán unos. Demasiado bebedor de Led Zeppelin, dirán otros. O incluso demasiado espiritual, terciarán los demás. Da igual, porque siguen haciendo trabajos alucinantes y llenos de fuerza como Feral Roots.

Do Your Worst pone las cartas sobre la mesa. La guitarra de Holiday, cargada hasta los topes de fuzz marca otro riff brillante, y genera el espacio para que Jay se desgañite con pureza y hable de un diablo que se acerca. La base rítmica es imparable y palpita a lo largo del coro. Si no consiguen que te suban las pulsaciones y que corees con ellos, probablemente estés muerto. Ojo, y sin necesidad de solos alucinantes.

Lo que los Rival Sons sí traen son riffs infecciosos. Un saco de ellos. Como en Sugar On The Bone. Un riff pegajoso, que casi puedes ver como se engancha a los zapatos. Pero es Miley a la batería quien hace que suba el tempo con ritmos complejos y el teclado construye un tema de corte casi psicodélico. Por supuesto, Jay Buchanan no desaprovecha la canción para hipnotizarte. Back In The Woods sigue con la demostración de fuerza y arrasa con todo como un huracán de sonido. Agresivos, imparables como un juggernaut, con una batería agresiva y la voz evocadora de Jay, son capaces de parar la canción sin complejos, retomarla y volver a crear ese tornado.

Rival SonsNo son todo rock-macho. Tienen momentos como Look Away, donde mezclan el country con sonidos tribales americanos y momentos espirituales. La guitarra viaja y la percusión hecha a mano te llevan de viaje. Pero no te acomodes demasiado. A mitad de trayecto la cosa se acelera e incorpora electricidad y sonidos orientales. Alucinantes, pero sospechosamente parecidos al Led Zeppelin III. Feral Roots sigue esta estela, donde los Rival Sons funcionan mágicamente a baja potencia.

Tampoco es que les guste estar mucho ahí. Too Bad es un rock energético y lento, donde Buchanan demuestra que es uno de los mejores cantantes que hay por ahí sueltos. Capaz de hacerte encoger la cara y capturarte de nuevo. Stood By Me es un blues rock con mucho ritmo que recuerda a los Rolling Stones de finales de los 90, mientras que Imperial Joy funciona con un riff percutor y una fórmula sencilla. Ritmo, guitarra y una voz que llega a donde le da la gana. Los Rival Sons dan demasiadas veces la sensación de que no tienen techo.

Rival SonsAll Directions es un tema etéreo, con un coro angelical y casi una orquesta apoyando a la banda. Lástima que en a los dos minutos y medio suelten la presa del barro. Soy capaz de imaginarme un humo viscoso y venenoso colándose en el estudio y convirtiendo el tema en un himno orgiástico. End Of Forever mantiene un beat pseudomoderno que, sorprendentemente, acoge muy bien a la guitarra de Holiday y la voz de Jay.

El corte final, Shooting Stars es el más “puro” del disco; y así lo proclama Buchanan. Mi amor es más fuerte de lo que tu odio nunca será. La guitarra acústica acompaña a los coros fantasmagóricos, y la base rítmica le dan la fuerza que necesita para resonar en tu cabeza. Cuando entra la guitarra eléctrica, te puedes imaginar en una iglesia baptista apuntándote a la fiesta. Un tema de amor mundial que te remueve por dentro.

A cada disco, me da por pensar que los Rival Sons han llegado al cénit de su carrera musical. Pero nunca es así. A cada disco me sorprenden, llegan a mi alma blues/rockera y la agitan por dentro. No puedo esperar a que vuelvan a hacerlo.

Te los recomiendo si te gustan… Led Zeppelin y Bad Company

Si solo tienes 10 minutos:

– Do Your Worst

– Look Away

– Shooting Stars

El hit:

Escrito por J