LARKIN POE – Venom & Faith

A estas alturas de la película, no me creo que no conozcas a Larkin Poe. Son una de las bandas de moda en el mundillo del blues. Pero no es por nada, sino por su talento, su manera de fusionar lo viejo y lo nuevo, y por una progresión ascendente que les ha llevado a hacer discos como este Venom & Faith que estamos a punto de descubrir.

Larkin Poe

La reina del slide

Venom & Faith es el cuarto disco de las hermanas Lovell. Rebecca y Megan llevan mucho tiempo en esto de la música y han conseguido superar muchas barreras musicales. Por ejemplo, hacer versiones de clásicos del blues y del rock con un slide, palmas, samplers y botas con tacones de madera. Su talento es reconocido por hordas de fans y de músicos, que las siguen acogiendo y empujando más arriba en la montaña, como por ejemplo, el gran Elvis Costello.

El disco abre de una manera inesperada. Sometimes, de Bessie Jones. Una versión sin guitarras, montada sobre la base de armonías vocales, palmadas, puertas cerrándose, un sintetizador y unos vientos de fondo. Larkin Poe cantan: súbete a bordo. Como si quedase otra opción. Y ahí es justo cuando empieza de verdad el disco. Bleach Blonde Bottle Blues, es un blues sucio, que se arrastra por el paseo al lado de la playa. Las guitarras crujen de forma californiana y el slide de Megan, se estira para armonizar con la voz de su hermana. Un tema raído y molón, lleno de ritmo y de intensidad.

Honey Honey es un tema abordado de forma muy distinta. Un tema oscuro, basado sobre un contrabajo pesado y grave. Una voz arrastrada que raspa, hasta que llega al coro, donde alcanza toques elegantes y seductores. Como siempre, la hermana mayor canta en voz baja y una octava más aguda, de forma hipnótica. Mississippi es lo que el nombre promete. No es que las hermanas Lowell necesiten ayuda. Pero Tyler Bryant, pareja de Rebecca, está ahí para darle una capa más de barro al tema. Por si le faltaba pantano a la canción. Las guitarras suenan malvadas, oscuras y rurales, mientras el diablo las mira por encima del hombro. Las referencias a la leyenda de Robert Johnson son obvias.

Larkin PoeCalifornia King cambia la temática, pero no el sonido. Habla de cazar los sueños, que se alejan cada vez más. El tema está lleno de slide y samplers, y consigue sacar fuerzas para rescatarnos de la oscuridad que te absorbe poco a poco. Blue Ridge Mountains sigue esta estela positiva, y te lleva de paseo por la música de raíces y americana. Unos riffs alegres que se alegran de estar en casa. Se escuchan sonidos familiares para Larkin Poe: el gospel, las palmas, y las montañas que estuvieron en su infancia. Un tema que aúna lo nuevo y lo viejo de sus vidas. Aparte de un solo de lap Steel de Megan Lovell lleno de fuerza y de emoción. Más un sentimiento que una guitarra.

En este viaje, Larkin Poe nos llevan hasta la frontera con México. Fly Like An Eagle es un tema arenoso y solitario. Como si pasearas por el desierto y estuvieses rodeado de cactus y águilas sobrevolándote. El tema se descompone en partes electrónicas y tradicionales, marcadas fuertemente y vibrantes. Inicia un tono amenazante y agresivo. No salimos del Calexico. Los beats y samplers se marcan mucho en Ain´t Gonna Cry. Un tema perfecto para la desolación, y mantener la fuerza en esos momentos en los que parece que todo a tu alrededor se derrumba. Canciones que se alejan de blues tradicional y de la americana, para poner un pie en sonidos modernos.

Si quieres Volver a casa, solo tienes que darle al siguiente tema. Hard Time Killing Floor Blues es el clásico de Skip James, pasado por el filtro de Larkin Poe. El riff de guitarra es impecable y a la vez sucio. El lap steel de Megan va tomando fuerza, rodeado de palmadas y coros. Un tema cada vez más pesado, algo que se nota en las exhalaciones tras cada estrofa. Puede gustarte lo que hacen cuando experimentan o no. Pero decir que estas chicas no hacen blues, es de locos.

Larkin PoeEl disco cierra con Good and Gone, un tema de funeral. Así acaba un alma. Así se hunde, y con estas voces y guitarras armonizando, se le rinde homenaje. Una canción perfecta para concluir el disco. Llena de gospel y con una voz que te aprieta el corazón en un puño. Cuando me haya ido, cuando me haya ido de verdad, no os lamentéis, sencillamente cantad.

Eso haremos, esperando a verlas en breve.

Larkin Poe son un fenómeno. Venom & Faith era una de tantas pruebas del fuego. ¿Son capaces de hacer un cuarto disco que justifique el hype del tercero? Mi respuesta es que sí. Igual que el título del disco, son capaces de bailar entre lo más oscuro y lo más espiritual. El Blues Que Viene es esto, gente mezclando cosas y estilos. Descubriendo arroyos que no son más que la mezcla de otros ríos que jamás pensamos que se juntarían. A mi me apetece seguir bebiendo de esta fuente.

Te las recomiendo si te gusta… Joan Jett, Tyler Bryant & The Shakedown

Si solo tienes 10 minutos:

– Bleach Blonde Bottle Blues

– Mississippi

– Hard Time Killing Floor Blues

El hit:

Escrito por J