JEREMIAH JOHNSON – Straitjacket

Si te gusta el rock and roll de los 50 y el blues tejano, Jeremiah Johnson tiene buenas noticias para ti. Straitjacket, un disco bien engrasado que te va a hacer disfrutar y muy probablemente, que se te van los pies a la pista de baile. ¿Preparado?

A finales de Agosto, Jeremiah Johnson publicó su tercer álbum, Straitjacket. Su producción en Texas fue de la mano de un viejo conocido nuestro, Mike Zito, mientras que la publicación fue a cargo de Ruf Records.

Jeremiah JohnsonJeremiah Johnson estuvo viviendo en Houston durante 10 años, para volver recientementa a Sant Louis en 2011, para ganar varios premios musicales. El tiempo que pasó en el estado de la estrella solitaria le sirvió para conseguir un estilo muy personal. Abres la coctelera, un chorro de blues tejano, otro de Missouri, un poco de soul y una pizca de rock añejo… y puedes llamar Straitjacket al combinado. El disco suena como un concierto en directo, y eso es muy bueno, porque así puedes apreciar todos los ángulos del disco, y un sonido crudo, auténtico.

Este disco arranca gastando neumático en el asfalto, con Straitjacket. El tema echa chispas gracias a la contribución del saxo de Frank Bauer, dándole un estilo cercando a una mezcla entre James Brown y el blues rockero de George Thororgood. Junto a él, Benett Schaeffer a la batería y Tom Maloney al bajo hacen que funcione como un tiro. El groove no para con Getting Tired, tema con toques funkies y unas líneas paralelas entre el saxo de Bauer y la guitarra de Johnson. Relajado, pero dejando claro quién manda aquí, la canción habla de el cansancio que viene con la edad, y las ganas de seguir hasta el fin de los días. Blues in Her Eyes ralentiza el ritmo, pero no la intensidad. Esta vez el teclado de Lewis Stephens llena los huecos, el saxo los engalana y es la voz de Johnson que le da un sentido a todo. Los solos son melosos y llenos de intensidad. Especialmente el de JJ, con muy bueno gusto y carácter.

Jeremiah JohnsonLa pausa ha sido temporal, ya que Keep On Sailing es un shuffle de country rock que suena a JJ Cale con un saxo entretenido y un trabajo al slide muy bien traído. Este corte tiene sus pausas divertidas y seguro que hace las delicias de los que suelan pisar las pistas de baile. ¿Podrán los bailarines cuadrar las pausas? Es todo un reto.

Discursos políticos aparte, Believe in America, es un tema del trabajador americano. Sin pensión, en pobreza, se aguantan con la fuerza de este tema, un ritmo que camina firme hacia delante. Muy interesante la pausa a partir del tercer minuto. La frontera mexicana se rompe y, como si la sección rítmica de Santana se hubiese colado en la fiesta, cambia la dinámica del tema. Para recuperarla de nuevo como si de los Allman Brothers se tratase, con líneas de saxo y guitarra armonizadas. Un tema muy trabajado y muy interesante. Una perla a descubrir.

King & Queen es un blues clásico de bar de carretera que te calmará los ánimos y la sed. Por el contrario, Dirty Mind va a hacer que te entren las ganas. Esas ganas que te cogen a las dos de la mañana, cuando suena el teléfono y te dicen que si quieres compañía. Con una cadencia elegante y muy sugerente, pueden darte alguna que otra alegría. Old School es un tema más en el que se nota esta capacidad de Jeremiah Johnson para pintar el blues con colores más agresivos y de ciudad. Especialmente cuando habla de acabar las peleas a guantazo limpio y no con la pistola, como parece que pasa ahora.

Una novedad que hacía bastante con que no escuchaba es un tema instrumental como Bonneville Shuffle. Algo a medio camino entre Dick Dale y Henry Mancini. La guitarra tiembla y el saxo te dirige, en un trabajo elegante y crudo a la vez. Con Hold My Hand se cambia a un corte más radiofónico, en el que se dan de la mano el rock, el country y el blues. Por supuesto, Mike Zito iba a aparecer, y lo hace en la única versión del disco. Rock & Roll Music to the World, de Ten Years After, un poco más rápida que la versión original, y con un duelo de solos de guitarra muy entretenido.Jeremiah Johnson

Jeremiah Johnson es un guitarrista muy interesante. Adulto y personal, pero con algo propio que ofrecer. Más allá de técnica a la guitarra, se nota que cree firmemente en lo que hace. Y lo hace acelerando hasta el final. Seguro que queremos verle coger más y más velocidad.

Te lo recomiendo si te gusta... George Thorogood o Bruce Springsteen.

Si sólo tienes 10 minutos…

– Straitjacket

– Believe in America

– Dirty Mind

El Hit:

Escrito por J