HAMISH ANDERSON – Out Of My Head

Hoy El Blues Que Viene os trae una perlita desde el hemisferio sur. Hamish Anderson es la perla australiana del blues rock y suena de maravilla. ¿Quieres sorprenderte con talento, buen gusto y honestidad a raudales?

Hamish AndersonNuestro protagonista tiene el pack completo: canta, compone y toca la guitarra de muerte. Es auténtico, sin intentar aparentar una maldad o un toque oscuro inexistente. No es que suene al blues blanco británico ni al texano. Hamish Anderson tiene su propia manera de hacer las cosas. Contiene la crudeza del Gran Desierto Australiano, y a la vez es capaz de ser suave cuando toca.

Out Of My Head es su segundo disco, y fue publicado el 3 de mayo, gracias a la producción de Jim Scott, quien estaba a los mandos de los discos de Tom Petty o de la Tedeschi Trucks Band. Son once temas de rock que no se dedican a ser un guitarreo perpetuo, sino que también encontraremos paz, amor y sentimientos honestos. Son estos sentimientos los que han conseguido que desde B.B.King a Gary Clark Jr. le hayan considerado para tocar con ellos. Hamish Anderson es lo que es: sin trampa ni cartón. Y es esta honestidad la que te desarmará y hará que llegue hasta el fondo.

No Good es un tema perfecto. Blues rock calmado, con una guitarra con cuerpo que toca con sencillez y a la vez cruje perfectamente, para darse cuenta de que ella no es buena para ti. La voz de Hamish Anderson no grita, ni se quiebra. Es sensible, pero no púber. Sin forzar el registro, pero llegando a donde quiere llegar. El solo de guitarra va directo al tema, y no toca una sola nota de más. Todo sirve al objetivo de la canción que es irte metiendo en faena. Breaking Down es más crudo, un tema de carretera, que salta y baja con sus baches y parones. El ritmo se va apoderando de nosotros y cuando nos despistamos, estamos marcando el ritmo.

Hamish AndersonPero no todo es conducir a toda velocidad, amigos. What You Do To Me es una dulce balada, de corte soulero. Un ritmo medio, y una voz más grave y agradable, demuestran que Hamish Anderson no es un chico cualquiera. Es sensible y demuestra que puede hablar de sentimientos de tú a tú. You Give Me Something nos trae de vuelta a los riffs pesados y crujientes. Un tema mucho más agresivo y poderoso. Pero no es más que temporal, Out Of My Head nos vuelve a enseñar el lado más dulce de nuestro protagonista. Quizás demasiado, pero sirve para que la voz se luzca, siendo capaz de mantener la emoción con un tono casi hablado.

The Fall me recuerda a Bob Dylan, en la manera de no darle importancia a la voz, y a la vez que ésta marque la diferencia totalmente. Aunque no creo que Bob Dylan toque la guitarra como Hamish Anderson. Los pequeños licks que coloca a lo largo de la canción son hermosos, como el solo de órgano. Damaged Goods demuestra que la sensibilidad está a flor de piel. Un tema donde Hamish canta a corazón abierto, mostrando su vulnerabilidad.

World’s Gone Mad es un tema de rock para mayores. Un tema redondo, potente y sin excesos, con un órgano que rellena los huecos que deja la guitarra estupenda de Hamish Anderson, mientras su voz nos cuenta como se desespera por el signo de los tiempos. El break de guitarra es cojonudo y demuestra que se puede ser potente sin subir el volumen.

Hamish AndersonHappy Again, You Really Know What Love Is y Dark Eyes son temas lentos, baladas, donde la sensibilidad de Hamish Anderson se desborda y a veces nos hace sentir de más.

Es fácil subir el volumen e intentar que con el ruido se cubra la ausencia de honestidad. Este no es el caso. Hamish Anderson no te va a engañar. Lo que ves es lo que hay, un tío sensible, sin miedo a decir lo que piensa y a desnudarse en un escenario. Es importante tanto saber dar caña cuando es necesario como dejar que sean las palabras las que hagan el trabajo. Los hay que dicen que es el digno heredero de Tom Petty. Veremos. Lo que sí sabemos es que el chaval sabe lo que se hace.

Te lo recomiendo si te gusta… Tom Petty o Ben Poole.

Si solo tienes 10 minutos:

– No Good

– Breaking Down

– What You Do To Me

El hit:

Escrito por J