ERIC STECKEL – Polyphonic Prayer

¿Puedes tener 28 años, llevar 17 de ellos haciendo giras y grabando, haber sido invitado por John Mayall, tener 10 discos grabados y aún así ser un desconocido en el mundo del Blues/Rock?

Si no has oído hablar nunca de Eric Steckel, acabas de responder tú mismo a la pregunta.

Eric Steckel

La pasión

Sin trampa ni cartón. Así podríamos definir a Eric Steckel. Poliphonic Prayer huye de los samples, de todo lo que no sea una grabación directa. Amplificadores, guitarras, pedales y un guitarreo salvaje. Unos lo llaman bluesmetal, otros, virtuosismo. Da igual, lo que te encuentras es un estilo propio de hacer las cosas, y a un nivel técnico y de buen gusto a la guitarra y a la voz, que llaman la atención.

Sí, su género es más agresivo y duro que otras variaciones de raíz. Desde El Blues Que Viene no creemos que eso sea un motivo para darle la espalda. El blues/rock es un género lo suficientemente amplio como para que podamos disfrutar de Eric Steckel. Su estilo pasional, agresivo y rápido hará las delicias de los más guitarreros de nuestros seguidores. Pero el chaval no se queda ahí. A diferencia de muchos otros milnoteros, Eric Steckel tiene una voz llena de fuerza y de carácter, y toca el Hammond B3, el piano y el bajo en sus propios discos. No está mal, ¿eh?

Poliphonic Prayer mezcla baladas e himnos a la guitarra. Un disco lleno de variaciones en la dinámica, intentando llevar al oyente a la situación más parecida a sus conciertos. Con 10 canciones y 6 versiones, Steckel quiere que te quedes con su nombre y disfrutes con sus temas.

Eric Steckel

Uno puede ser una estrella y sonreir.

La versión de Waitin’ For The Bus es una declaración de intenciones. Con una voz que viene de sus entrañas, y un riff mucho más agresivo que el original, Eric te pide que tengas piedad antes de juzgarle. Porque el solo es incendiario, sin necesidad de ser infinito. La capacidad para poder medirse también es otra virtud de este joven. We’re Still Friends combina las aptitudes de Eric al piano y al Hammond con una voz nostálgica, preguntándole a una exnovia si, después de todo lo que ha pasado, siguen siendo amigos. Una balada orientada al teclado y a la voz. Y al solo de guitarra que pide a gritos, lleno de sentimiento, con un tono y una historia que contar.

Si Eric quería hacer un disco volviendo a mirar al blues, tras Black Gold, She’s 19 Years Old o It´s My Own Fault Baby dejan claro que lo ha conseguido. Dos blues de manual llevados a su campo. No te avergüences si poco a poco vas subiendo el volumen. Son canciones para disfrutar los solos bluseros llenos de armónicos de Eric y la cadencia con las que las ejecuta. Respetuosa y propia a la vez.

Eric Steckel

Animal de directo.

Can´t Go Back y Unforgettable vuelven a lanzar el disco hacia cotas más rockeras, para culminarlas con Tennessee, uno de los grandes temas del disco. Una batería imparable, teclados molones y Eric abriéndose camino con sus riffs de guitarra y otro solo de guitarra asesino.

Este chaval tan joven tiene la mesura para no seguir empachándonos de guitarras pesadas, así que levanta el pie del acelerador para que Look Through Your Eyes y Make It Rain nos despidan con un Hammond B3 lleno de buen gusto. Eric Steckel demuestra que sabe hacer cosas hermosas tanto con la guitarra como con el teclado. Especialmente, en Make It Rain, convierte una petición en una auténtica plegaria, hasta que le ardan las cuerdas vocales, y las de la guitarra.

Así es Eric Steckel: autocombustión a la guitarra, a las teclas, a la voz. Dejándoselo todo, con muy buen gusto y sin abusar de su virtuosismo. Estilo propio, una fuerza a la guitarra y al teclado, tantísimo talento en una persona tan joven… definitivamente, Eric Steckel ha decidido dar un puñetazo en la mesa en 2018.

Si sólo tienes 15 minutos:

– Waiting For The Bus

– Tennessee

– Make It Rain

El éxito:

– Tennessee, pero a falta de videoclip, os recomiendo Unforgettable.

Dónde encontrar a Eric Steckel

¡O en tu tienda de discos más cercana!

Escrito por J