DAMON FOWLER – The Whiskey Bayou Session

Si te suena el nombre de Damon Fowler es que has estado muy atento a los nombres de los que acompañan a muchos de los grandes bluesmen. Con un disco en solitario, vuelve a salir a la palestra, y esta vez no va a pasar desapercibido. Para eso está El Blues Que Viene.

DAMON FOWLER

Si Gregg Allman, Johnny Winter, Jeff Beck, Rick Derringer, Little Feat, Jimmy Vaughan y Buddy Guy, entre muchos otros, confían en ti, por algo será, ¿no? Damon Fowler es uno de esos fieles guitarristas, que ha llegado a tocar en la The Freight Train Band de Butch Trucks o a los que llamó Dickey Betts para acompañarle.

Ya sea en el estudio o de gira, Damon Fowler conecta con el oyente y transmite esa autenticidad tan solicitada hoy en dia. Si andas buscando a alguien que domine la guitarra del blues con toques del sur, musica de raices o Americana, ese puede ser él.

Los hay que dicen que se parece a Johnny Winter o a Jeff Beck. A mi me recuerda mucho más a un joven Sean Costello. De todos modos, queda claro lo que estamos diciendo. Es un guitarrista de primera línea, incluso con el lap Steel o con el Dobro. De ahí que Tucks y Betts le tuviesen en los numeros de marcacion rapida cuando hay que salir de gira.

Damon FowlerDamon Fowler ha publicado su séptimo trabajo en solitario, llamado The Whiskey Bayou Session, bajo la mirada de su productor (y gran guitarrista) Tab Benoit. El estudio, como detalle, está en un autentico bayou, con su pantano y cipreses, al que desplazó a Todd Edmuns para el bajo y a Justin Headley para la batería.

Damon es un tío trabajador, no puede decirse que le haya gustado estar a la sombra de los grandes. Pero sin lugar a dudas, éste es uno de sus mejores discos, por no decir el mejor. ¿A qué se debe? Probablemente a la calidad de las canciones y a lo mucho que ha mejorado su canto. En algunos temas, como Candy, debido a lo emocional (la muerte de Butch Trucks, este caso), pero en otros, destaca esa manera de conectar con el rollo de la canción.

THE WISKEY BAYOU SESSION

It Came Out Nowhere y Fairweather Friend abren el disco con un ritmo ligeramente funky, pero muy sureño, bajo control. Los solos son un dominio de la guitarra magnífico y haber llegar a una simbiosis con su Telecaster de primer nivel. Por el contrario, Hold Me Tight tiene un toque mucho más del Chicago eléctrico que los anteriores temas. Damon Fowler te seduce y te lleva a la pista de baile, con temas llenos de soul y de magia, no solo con la guitarra, sino también con mucha calidad a la voz.

Damon FowlerUp The Line regresa al rollo molón funkyoso, con juegos de lineas entre el bajo y la guitarra. Ain’t Gonna Rock With You No More sigue por el mismo camino. La cosa se va calentando y los tintes sureños hacen que la canción adquiera un tono más oscuro. Just A Closer Walk With Thee es una balada country, en la que, lejos de amilanarse, Damon Fowler se crece con el Lap Steel y demuestra una vez más su maestría.

Como en una montaña rusa, Pour Me vuelve a lanzarnos hacia arriba en un boogie de carretera, donde la voz de Damon juega un papel vital. Holiday recuerda mucho al último trabajo de Mike Zito, uno de esos blues rock ligeros y melancólicos que cabalgan salvajes por la carretera y Running Out Of Time tiene el groove lleno de gomina. Candy, como comentaba antes, es un tema de corte personal, con solo la voz y la guitarra de Damon, llegando a una intimidad preciosa. Florida Baby se despide con un blues que sabe a Hawai y a playas relajadas.

ENTONCES… ¿QUÉ?

The Whiskey Bayou Session es un muy buen trabajo de Damon Fowler, con influencias muy variadas y un guitarrista que suele estar en la segunda linea, pero que tiene mucho que decir. Habrá que estar más atentos a él, porque como siga en esta linea ascendente, lo tendremos paseando por casa en breve.

Te lo recomiendo si te gusta… Sean Costello o Duane Allman

Si solo tienes 10 minutos:

  • It Came Out Nowhere
  • Ain’t Gonna Rock With You No More
  • Hold Me Tight

El Hit:

Escrito por J