CHRISTONE KINGFISH INGRAM – Kingfish

Kingfish. Quedaos con este nombre. Christone Kingfish Ingram. Aquellos a los que os ponen los guitarristas intensos, velocistas con sentimiento y auténticos portadores de la llama del blues. Abrid las orejas.

KingfishSu disco de debut tiene el mismo nombre. Kingfish. No es uno de los discos más esperados de 2019, pero este 17 de mayo, mucha gente va a quedarse sin respiración y, a la vez, va a respirar aliviada. Alligator Records publica este disco, sabiendo que está presentando a una de las nuevas figuras del blues mundial, un fenómeno en directo y en el estudio. Y que sólo tiene 20 años.

¿Es uno de esos niños prodigio que aparece cada 5 años? ¿Cómo lo fue Joe Bonamassa o Jonny Lang o Kenny Wayne Shepherd? No creo. Primero de todo, Kingfish bebe directamente del blues del Delta, y se ha criado con ellos. Aún así, está repleto de frescura y de alma de blues, canta con personalidad y sus sonidos suenan como un cañón con sensibilidad. Tiene el virtuosismo, y tiene el sentimiento. Además, este chaval compone. Coescribe 8 de los 12 temas del disco, que van del blues lento a algo más movido, o incluso incendiario. Historias sobre él mismo, íntimas, personales, en las que se muestra vulnerable. ¿Puede un chico de 20 años de Clarksdale, Mississippi, saber tan bien de lo que habla? Descubrámoslo.

Outside of this town es la única oportunidad para darnos una primera impresión que tiene Kingfish. Es un himno de blues/rock, hablando de salir de la ciudad y aspirar a cosas mayores. Empezar una nueva vida. Arrancar. Y es, en cierta manera, una metáfora de lo que es para él este disco. Solos salvajes, un sonido fuerte (pero no pesado) y una voz poderosa. Pregunta rápida ¿qué le dan a este chaval para desayunar?

Kingfish

El siguiente corte es Fresh Out, un blues mucho más tradicional, pero manteniendo algunos toques frescos. Ver a Kingfish intercambiando licks con Buddy Guy es algo emocionante y divertido. Ingram tiene la confianza y la autoridad que la situación requiere, pero, amigos, Buddy Guy es mucho Buddy Guy. No deja de ser una pasada.

Been Here Before permite un respiro acústico, elegante y personal. Donde Kingfish habla de su vida familiar de una forma más sencilla, aunque deja entrever una vision que tiene Ingram de su mismo, el hecho de ser un alma vieja metida en un cuerpo de un adolescente. Ël ya ha estado ahí antes. Puede ser que creas que se van sumando instrumentos, pero no es más que el tema que avanza y te va tomando. El solo acústico (uno de los puntos donde más se suelen encallar los guitarristas eléctricos) es sencillo y melódico. Adulto, sutil y sin alardes innecesarios. Como si ya hubiese estado ahí antes.

Vamos a hacer una cosa. Vamos a dejar de emocionarnos como si fuese un chico de 20 años. Escuchémoslo por lo que es. El siguiente tema es If You Love Me, coescrito con Jontavious Willis, otro peso pesado, con Billy Branch a la armónica y Keb’ Mo’ a la guitarra. Un shuffle rápido, divertido y limpio. La calidad de Kingfish ya la desearían muchos guitarrístas adultos. Love Ain’t My Favourite Word insiste en este concepto. Con un blues lento en el que la guitarra de Ingram te remueve por dentro, pero sin explotar los cascos. Hay gente que cree que eso es lo que hay que hacer en los blues lentos. Milnotear hasta la muerte. Pero Ingram es diferente. No te da la turra, sino que toca las notas justas. No grita, sino que canta el blues desde la emoción, con una voz grave y elegante. Gracias.

KingfishListen, Before I’m Old y Believe These Blues son temas tranquilos, llenos de sentimiento y de buen rollo. Adultos, pero de buen rollo. A lo mejor sí que este chico ya ha estado aquí antes. Trouble es otro de los buenos temas del disco. Un ritmo tropical sincopado. Una historia divertida acerca de un adolescente metiéndose en líos. La base rítmica de Tom Hambridge a la batería y Tommy Macdonald al bajo demuestra en este corte que están a la altura de la situación. Al final, Kingfish se despide con un blues tradicional, That´s Fine By Me, donde el protagonismo, realmente, lo tiene su voz y la sutileza de su guitarra.

No tengo ni idea de qué pasará con Kingfish. ¿Un brutal primer disco y un abandono del blues? ¿Una máquina de producción en serie de discos? ¿Repetir una y otra vez el mismo concepto de disco? Eso se lo dejaremos a los profetas. Mientras, disfrutemos. Porque, como dice Ignatius Farray, hay un muchachito nuevo en esto del blues.

Te lo recomiendo si te gusta… B.B.King y Joe Bonamassa

Si sólo tienes 10 minutos…

—Outside of This Town

— Love Ain’t My Favourite Wordl

— If you Love Me

El hit..

Escrito por J